Puerperio y lactancia ¿Quién sabe más sobre lactancia materna? octubre 10, 2016

«Cuando el bebé nace tiene un reflejo de succión que es muy fuerte. Es el reflejo natural de buscar el pecho de la madre y empezar a succionar. Lo que se requiere es paciencia y mucho respeto para que la naturaleza haga su parte. Cuando el bebé se mantiene en contacto con su madre, sin la intervención de las rutinas médicas que suelen practicarse, el bebé es capaz de hacer el arrastre por sí solo hasta llegar al pecho»

(Laura Gutman)

Quien sabe de lactancia materna, es el bebé.

La lactancia materna es la alimentación natural de los bebés mamíferos.

Todas las mujeres somos capaces de amamantar a nuestras crías desde su nacimiento debido a que este reflejo de succión que poseen, permite que sean ellos quienes nos enseñan a nosotras cómo hacer correctamente el primer contacto de su boca con nuestro pecho.

Sólo debemos dejarnos llevar y permitir que suceda.

Durante un millón de años las mujeres han dado el pecho sin cursos ni libros ni blogs ni internet. Así lo siguen haciendo en la mayor parte del mundo.

Y ningún otro mamífero necesita que se le enseñe a amamantar.

Entonces, ¿Por qué hay tantos intentos fallidos a la hora de amamantar?

Porque en el mundo actual, el parto es considerado un acto meramente corporal y médico.

Es una creencia tan arraigada en nuestra sociedad que la aceptamos sin cuestionar todas las intervenciones que se llevan a cabo en ese momento: el bebé sale del vientre y es separado inmediatamente de la madre, es llevado a una sala aparte y sometido a diferentes exámenes y revisiones que cortan ese hilo natural que es el reflejo de succión.

En muchos caso y debido a la demora de esta intervención, el bebé recibe algún tipo de agua o alimento preparado y es ahí, donde todo se empieza a complicar para el éxito de la lactancia materna.

Otro factor que influye negativamente en el desarrollo adecuado de la lactancia es que las mujeres modernas, sobre todo las occidentales, desde niñas hemos carecido de ejemplos que nos modelen y enseñen cómo dar el pecho, porque nosotras nacimos en la era del biberón, la leche artificial y las excusas que ha inventado el mundo para que creamos que amamantar es un esfuerzo y un sacrificio.

Cuando una madre elige alimentar a su hijo con su propia leche debe hacerlo saber al médico tratante desde las consultas prenatales.

Una de las formas de hacerlo es presentando su plan de parto, donde especifique (y exija) que una vez ocurrido el nacimiento, el bebé debe ser puesto en sus brazos inmediatamente para practicar el apego precoz, fomentar el vínculo y dar paso al arrastre natural del recién nacido hasta que haya sido capaz de prenderse al pecho de su madre.

Al aceptar este reto, como las heroínas valientes que somos, tendremos la fuerza para exigir al equipo médico que nuestro derecho de dar el pecho sea respetado.

Cuando reconocemos que la naturaleza es perfecta y nos ha dotado de todos los ingredientes que necesitamos para llevar una vida placentera, somos arrastradas por nuestros aspectos íntimos más salvajes y entramos en una nueva transformación. conectadas intuitivamente con nuestro bebé, ese maestro que vino para llevarnos de vuelta a ser lo que somos.

La lactancia materna es un derecho de todos los mamíferos. También es una elección que hace cada mujer.

Si tú eres una madre que ha decidido amamantar, confía en la sabiduría de tu hijo y en la de tu propio cuerpo, y juntos conocerán los placeres que están reservados para esta forma de alimentación que va más allá del sustento físico, porque la lactancia materna tiene su esencia en el intercambio delicado de amor, caricias, calor, miradas y mimos entre mamá y bebé.

¿Decidiste amamantar a tu bebé?

Cuéntame en los comentarios tu experiencia en los primeros momentos de contacto de tu hijo con el pecho y conversemos juntas sobre cómo vivimos la lactancia.

4 Comments

  • Bizcochos y Sancochos posted on octubre 11, 2016 at 1:26 am

    Ledif, felicidades por tu blog, sabes que estoy totalmente de acuerdo con tu visión de la maternidad y la lactancia.
    Cuando tuve a mi bebé, desde el primer momento sabía que la iba a amamantar y me preparé para eso; le hablé a mi médico que quería darle pecho apenas naciera, había visto un video de un bebé recién nacido subiendo al pecho de la madre para amamantar, tal como lo hacen los animalitos, aquello me pareció tan extraordinario que yo lo quería experimentar.
    Después entendí las miradas que él me daba como pensando qué ilusa!! Tuve cesárea y apenas me acercaron a mi bebé después que la vistieron mientras terminaban el trabajo conmigo. Cuando ya me encontré con ella dos horas después lo primero que hice fue ponerla en mi pecho, yo ni sabía como ponerla, pero fue maravilloso, poco a poco aprendimos, ese contacto y afecto no tiene igual en este mundo, es un regalo de amor tanto para la mamá como para el bebé.
    Te dejo un abrazo!!

    Reply
  • Lédif Torres posted on octubre 12, 2016 at 10:12 am

    Angélica, siempre es un placerante leerte y conocer más detalles de tu vida.

    Sin duda eres una mujer muy valiente con una gran capacidad para aceptar y enfrentar las realidades tal cual se presentan. Lamento que en aquel momento no pudieras tener a tu bebé en brazos inmediatamente luego de su nacimiento y me molesta que hayas sido otra víctima de esas miradas burlonas de un médico insensible.
    Por otro lado me alegro que por encima de todo hayas logrado establecer una lactancia exitosa y tan amorosa como sé que ha sido hasta ahora.
    Gracias por tu compañía y tus palabras. Gracias por estar aquí.
    Recibo tu abrazo y te envío uno bien fuerte.

    Reply
  • Luisani Martinez posted on mayo 13, 2018 at 4:48 am

    Soy mamá primeriza y estoy fuera de mi país y mi familia me gustaría participar en la beca para poder tener los conocimientos para una mejor crianza a mi bebe y seguír aprendiendo esta bella etapa de ser madre.

    Reply
    • Lédif Torres De Aranguren posted on junio 1, 2018 at 7:47 pm

      Hola, Luisani.
      Muchas gracias por tu comentario.
      No me llegó notificación del mismo y por eso apenas acabo de verlo.
      Te cuento que el próximo curso intensivo será en septiembre pero dentro de unos días habrá una edición especial del mismo curso y muy probablemente habrá un nuevo sorteo de beca para los casos como el tuyo. Mantente pendiente en las redes sociales de @soyuncerezo para que te anotes y participes.
      Muchas gracias por tu interés y por pasar por aquí.

      Reply

    Responder a Lédif Torres Cancel Reply